sábado, 20 de junio de 2015

ODALISMO:



El Odalismo es en su sentido más estricto una ideología basada en la sangre (de la población nativa) y la tierra (la patria de la población nativa); proteger, promover, y si es necesario revivir las costumbres, tradiciones, cosmovisión, valores y la religión que procedía por naturaleza de cada población particular, en su patria.
Puede ser aplicada a todos y cada uno de los pueblos de este planeta, porque son en esencia diferentes unos de otros.
El Odalismo promueve la verdadera diversidad; el respeto por el derecho de cada pueblo a tener su propia cultura única en sus propias tierras nativas, por lo que es de carácter IDENTITARIO.



La población humana de este planeta será rica tan sólo si mantenemos la diversidad, y si nos aseguramos de que no se pierda ninguna raza humana, bien sea por hibridación con otras razas más numerosas o dominantes, o bien sea por otras políticas genocidas, tales como el feminismo y la colonización.
El Odalismo se opone a todas las formas de internacionalismo, sean estas religiones universales como las judeocristianas, o las ideologías marxistas, porque el internacionalismo es una amenaza para la diversidad humana de nuestro planeta. Cada religión, cultura, costumbre, tradición y cosmovisión parte de la sangre y tierra de un pueblo particular, y no puede hacerse universal.

"LA RUNA ODAL REPRESENTA LA HERENCIA ANCESTRAL"

El Odalismo aboga por la repatriación de todos los no-europeos presentes en Europa como solución a la política genocida llevada a cabo por la mayoría de las naciones europeas hoy día, y también por la repatriación de todos los europeos no mezclados de las antiguas colonias europeas. Debido a la joven edad de la población nativa americana, que no va más allá de 18.000 años atrás en el tiempo, y debido también al hecho de que la población nativa americana es una mezcla entre asiáticos y europeos, América es un caso especial y debería ser tratado como tal. América, como mínimo, debería servir como ejemplo de cómo la colonización lleva al genocidio y a una pérdida terrible para la humanidad; los nativos americanos están casi extintos hoy día, y también lo está su bella y colorida cultura.

No hay odio hacia los demás en el Odalismo, sólo amor por lo tuyo propio.
No hay destrucción hacia los demás en el Odalismo, sólo protección y preservación de lo tuyo propio.
No hay planes para la supremacía mundial en el Odalismo, sólo amor y una fuerte unión con la tierra de los antepasados.
No hay intervencionismo ni agresión en el Odalismo, sólo respeto por el derecho de todos y cada uno de los pueblos a gobernarse a sí mismos como vean adecuado.


El Odalismo no es nacionalismo en un sentido moderno: todas las naciones modernas son una construcción moderna basada en la geografía (en donde se han dibujado fronteras) y la etnia (es decir, en los lenguajes que se habla), en lugar de ser identidades raciales, o tribales, si lo prefieres así.
El nacionalismo Odálico se basa en la raza., es decir, para los europeos de hoy día la raza europea (y sus diferentes subrazas) es la nación. La lengua que se habla es completamente irrelevante en relación con las identidades raciales.


Título original : Why Ôðalism?
Traducido por Llew para Thulean Perspective.

3 comentarios:

  1. MUY CIERTO Y ACABEMOS CON TODAS LAS FALSAS COSTUMBRES, ROMPAMOS LAS CADENAS DEL MIEDO Y LA AMARGURA Y TOMEMOS CONCIENCIA GLOBAL

    ResponderEliminar
  2. Cuanto más pura nuestra sangre, más vivida será nuestra Minne, venciendo al tiempo, en busca de nuestro recuerdo ancestral.

    ResponderEliminar