jueves, 21 de abril de 2016

Adolf Hitler el último Avatar


Fiel camarada que padeces el cerco del olvido, recuerda: "SÓLO LOS IDEALISTAS PODRÁN CAMBIAR EL MUNDO”. “Bendita sea la fe de los hombres que se atreven a renovar la faz del mundo siguiendo el ideal que ellos aman”.


Un brindis por el fuego, por la lucha, por lo Eterno. Por las cosas que nos unen y lo que quedará para siempre.

En su libro “Adolf Hitler el último Avatara” respondía Don Miguel a aquellos faltos de espíritu de lucha que le reprendían estar “arriesgando su vida” por un ideal. Y hablando a sus amigos, familiares, camaradas y enemigos respondió: “Ésta es la voz de nuestro tiempo. Pero yo no soy de este tiempo, ni de este mundo, ni de estos días. Vengo de otro astro. Vengo de la Estrella de la Mañana. Y no me importa perderlo todo, incluso la vida. Mi Honor se llama Lealtad. Lealtad a los ideales, a los sueños, a las glorias de la noche del pasado, a los fantasmas de los camaradas desaparecidos, a las sombras doradas, a los ecos de sus pasos, a las viejas calles y ciudades, a todo aquello que se escapa en la luz que proyecta la tierra martirizada, a la nostalgia de una Edad de Oro, cuando los héroes aún vivían entre nosotros, cuando los Dioses nos hablaban. Porque yo soy uno de esos que hablaban con los Dioses”.
Somos todos, cada uno de nosotros, por si alguien flojea o lo ha olvidado, la memoria de la sangre en donde los Dioses viven recordándonos nuestros orígenes celestiales. Por nuestros mártires, por nuestros ancestros, camaradas, por nuestros hijos y familias, por nuestro Führer, brindemos en su memoria. Por todos ellos, por el fin de un ciclo de penumbras y por el Tiempo que Vendrá, una Edad Dorada sólo para aquellos cuyo lema se llame FIDELIDAD. Recuerden: ¡¡Nunca rendirse, nunca olvidar!!


Adolf Hitler, escribió un poema donde se observa el simbolismo esotérico ario-pagano presente en la mitología nórdica que tanto amaba. A continuación se muestra el poema publicado en la página 90 de "El profeta de la Edad de Hierro".
Se puede observar el simbolismo oculto, el árbol del mundo (el Yggdrasil), Wotan (También conocido como Odín en la mitología nórdica), las runas, la magia, los poderes de los astros y el cosmos, el deseo de justicia y de separar a los buenos y justos de los que son falsos.
Cuando Hitler escribió esto estaba en plena batalla y tenia 26 años. Probablemente la obra de Richard Wagner lo inspiró fuertemente.

"A veces, en las noches amargas, voy al roble de Wotan.
Rodeado de silencioso fulgor,
Para forjar una alianza con los poderes nocturnos.
Las letras rúnicas que hace la luna con su mágico hechizo
y todos quienes durante el día están llenos de impudicia,
¡Se vuelven pequeños ante la fórmula mágica!
Ellos arrojan lanzas de acero pero en vez de dar en el blanco,
Se solidifican en estalagmitas.
Así, los falsos son separados de los verdaderos.
Yo llego a un nido de espadas y doy entonces con mi fórmula
Bendiciones y prosperidad para los buenos y para los justos."


 Poema escrito por Adolf Hitler en 1915 mientras combatía heroicamente en la Primera Guerra Mundial.




“La nación no es un simple nombre, del cual tú no tienes parte, sino que eres tú mismo el soporte de esta nación, no te puedes separar de ella, pues tu vida se halla unida con la de todo tu pueblo y esto no sólo es la raíz de tu fuerza sino también la raíz de tu vida.”

~ Adolf Hitler ~


1 comentario:

  1. Hay veces en la ques es mejor perder hoy, para poder ganar mañana!

    My Kampf

    ResponderEliminar