domingo, 4 de septiembre de 2016

ÁRBOL SAGRADO YGGDRASIL - IRMINSUL

El árbol Yggdrasil representa el Axis mundi (eje del mundo):
La idea expresa un punto de conexión entre el cielo y la tierra en el que convergen todos los rumbos de una brújula. En este punto, los viajes y las correspondencias son hechos entre reinos superiores e inferiores.

 La comunicación de los reinos inferiores puede ascender a los superiores y las bendiciones de estos reinos superiores pueden descender a los inferiores y diseminarse por todos ellos.

 Este espacio funciona como ombligo y punto de partida del mundo.

Yggdrasil es un fresno perenne, el árbol de la vida de la mitología nórdica.
 Sus raíces y ramas mantienen unidos los 9 mundos.
 Cerca de sus raíces habitan las nornas que lo cuidaban regándolo con las aguas del pozo de Urd.
 Un puente unía el Yggdrasil con la morada de los dioses, el Bifröst, el arco iris, todos los dioses cruzaban por él para entrar en el Midgard.

La runa Yr refiere a los 9 días que permaneció Wotán colgado de los pies del árbol Yggdrasil y morir como Dios, para poder renacer entre los hombres y ayudarlos con el descubrimiento de las Runas.

Sus Festividades se celebran desde el 22 de abril el día de Yggdrasil, después de rememorar los 9 días y las 9 noches que estuvo colgado Odín / wotán del Árbol Sagrado, acaba la noche de Walpurgis el 30 de abril/1 de mayo, con el ritual de purificación por el Fuego, y con el descubrimiento de las Runas, que significan el conocimiento.



IRMINSUL es la representación totémica del Yggdrasil (Árbol del Mundo )

Irminsul era el nombre que las tribus sajonas, tanto las que emigraron a Gran Bretaña, como las que permanecieron en el continente, daban al Árbol del Mundo, fundamento del Cosmos. Para estas tribus, el Irminsul, era un árbol antiguo y venerable y podía ser representado por una imagen totémica como esta:


Este Árbol del Mundo es el mismo al que las gentes que vivían más al norte que los sajones llamaban Yggdrasill. Estas gentes serían conocidas después como normandos, o daneses, suecos y noruegos, a los que de forma abreviada y correcta solemos referirnos como vikingos, o como nórdicos si queremos ser más políticamente correctos.
Tradicionalmente se ha considerado que estas culturas eran muy cercanas, compartiendo costumbres y religión; En las últimas décadas esta hipótesis se ha puesto en duda y la visión de los sajones que invadieron Gran Bretaña en los siglos V y VI después de Cristo como iguales a los nórdicos en vestimenta, costumbres y religión.
También se ha puesto en duda las teorías de "invasión genocida" de Gran Bretaña por parte de los sajones. Estas teorías implicaban que se había producido no solo una invasión sino una sustitución total o parcial de la población nativa por otras que hacen más bien énfasis en cambios sociales y culturales, interpretándolos como de índole voluntaria. Para estos arqueólogos e historiadores lo ocurrido en el sur y centro de Gran Bretaña en los siglos V a VII puede ser comparado con la invasión musulmana de España. Se produjo una invasión, pero el grueso de la población se adaptó rápidamente a los nuevos tiempos sin mostrar demasiada resistencia.

"Nada ha conseguido Carlomagno con destruir el Irminsul, que en los Externsteine se hallaba, porque la figura de Wotan pendiendo en la roca lo sigue reproduciendo."

El “Dios-Cruz”, plasmado en Externsteine, es el Kristo de la Atlántida; Odín-Wotan, el restaurador del conocimiento de las runas.  
En Alemania, se encuentra el más importante “templo” germano de la antigüedad, Externsteine.
Allí se funde la Naturaleza con las improntas de los primeros Asen, los “descendidos de los astros”. Amalgama ejemplar del Unus Mundus de la Edad Dorada.
Su plasmación se hunde en el insondable abismo del tiempo.
Sobre esta figura en Externsteine, el Kristo nórdico, hiperbóreo, el Kristo de la Atlántida, “Miguel Serrano” ha escrito:
"Como aprisionado por la roca, entre dos enormes bloques, se perfila la imagen del Crucificado en el Irminsul.
Un gigante, con la cabeza inclinada sobre un hombro y los brazos abiertos en cruz.
Claramente se descubre la herida de lanza en un costado.Esto no ha podido ser hecho por mano humana alguna, porque es obra de Titanes.
No es una escultura, sino el trabajo de conformación de la piedra, de la roca, de un golpe. De nuevo la plasmación de una Idea, proyectada sobre el plasma cósmico-terrestre.
Es Wotan, pendiendo del Irminsul en sus Nueve Noches, hasta el reencuentro con las Runas, bajo el Sol Negro de la Medianoche Polar.
Es el Kristianismo Nórdico, muy anterior al cristianismo semítico y lunar. Aquí está con todos sus atributos, aun con la Lanza, recuperada luego por Parzival en el Misterio del Gral adulterado y saqueado por la Roma judaizante.



En el año 772, Carlomagno destruyó el Irminsul en el Externsteine y en el año 785, el cristianismo pasó a ser obligatorio para los alemanes, bajo pena de muerte.

En el Noveno siglo las primeras representaciones de Jesús Crucificado aparecía, con la cabeza inclinada, en clara alusión a la figuras del Irminsul inclinado y la de Wotan, plasmados en las rocas del Externsteine.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario